Ya es historia de muchos años y este de 2016 no ha sido menos. El fin de semana se ha realziado el Campo Bosco ’16. Con muy buen ambiente, en clima de familia, reflexión personal y en grupo, oración personal y en grupo, con mucha seriedad y no menos alegría. Los días 7 y 8 estuvieron también ocupados con un grupo de unos 60 jóvenes en proceso que llamamos catecumenal. ¡Gracias a todos: protagonistas y tramoyistas!

«Y ahora, ¿qué?»: retiro del Catecumenado Juvenil Salesiano – Por: Xabier Camino- (salesianos.es)

La casa salesiana de Logroño Domingo Savio acogió, los pasados 7 y 8 de diciembre, el retiro del Catecumenado Juvenil Salesiano del norte de la Inspectoría. Un encuentro inédito para acompañar y fortalecer los grupos de jóvenes adultos de nuestro Itinerario de Educación en la Fe.

Algo más de 60 jóvenes y animadores, junto con los salesianos responsables de cada casa, acogieron la invitación que presentaba este retiro bajo el título “Con la mirada de Jesús a la alegría del corazón: Un acercamiento a la vida como vocación». Un tiempo para encontrarnos y reconocernos dentro de un mismo proceso de crecimiento en la fe, además de situar la vida cristiana desde la clave vocacional.

En la oración de la primera noche, Xabier Camino, coordinador inspectorial de Animación Vocacional, presentaba así el trabajo del retiro:

«Hemos vivido mil y una aventuras a través de las experiencias que el Itinerario de Educación en la Fe nos ha ido ofreciendo durante estos últimos años. Si echamos la mirada atrás no nos resultará complicado recordar nuestros TxikiBoscos o CampoBoscos, nuestros campamentos en Logroño o en Somalo, nuestras Pascuas Juveniles… Momentos especialmente significativos que se sumaban al proceso importante y realmente vertebrador de nuestro itinerario personal: la vida semanal de nuestros grupos de fe en cada una de nuestras Casas salesianas.

Con toda esa larga etapa vivida y superada, es razonable que surja en nosotros este gran interrogante: “y ahora, ¿qué?”. Puede parecer que, una vez agotados todos esos recursos del camino, ya tenemos todo claro, todo resuelto, todo definido… ¡Y nada más lejos de la realidad!

La sensación vital que tenemos es que seguimos en búsqueda. Y eso es positivo. Lo es, porque sólo encuentra el que busca. Por eso continuamos creciendo y madurando en grupos de fe, a través del Catecumenado Juvenil Salesiano. Por eso, incluso, hoy nos hemos reunido aquí: porque nos seguimos preguntando algo más, porque seguimos buscando algo más o, mejor aún, a Alguien más que dé sentido a nuestra vida y a nuestra vocación.»

La mañana del segundo día se centró en un trabajo personal y grupal en torno a la Lectio del joven rico, a partir del pasaje de Marcos 10, 17-30. El tiempo de reflexión y oración concluyó con la celebración compartida de la Eucaristía en la Solemnidad de la Inmaculada, presidida por Txetxu Villota, delegado inspectorial de Pastoral Juvenil.

Para cerrar el encuentro, por la tarde, un tiempo de diálogo propició una reflexión y revisión de la vida de nuestros grupos de Catecumenado a nivel local. En el horizonte, sin duda, el reto de seguir acompañando y fortaleciendo nuestros grupos de jóvenes adultos.

czz8nojw8aa2d-l

Deja un comentario

Cerrar menú