Los misioneros salesianos llevan más de 30 años en Sierra Leona. En este tiempo, Don Bosco se ha convertido en un pararrayos para los menores con problemas (niños soldado, de la calle, niñas abusadas, pequeños que quedaron huérfanos durante la epidemia de ébola, adolescentes en la prisión de adultos…) y, desde septiembre de 2016, también para las menores en situación de prostitución.
Al finalizar la epidemia de ébola, los Salesianos comprobaron que había muchas menores ejerciendo la prostitución. El misionero Jorge Crisafulli se acercó una noche a un grupo de ellas mientras buscaban a menores que viven en la calle y les preguntó si no les preocupaba su salud y si no tenían sueños por cumplir en el futuro.
Esas dos preguntas fueron suficientes para invitarlas a ir al día siguiente a Don Bosco Fambul para comer un plato caliente de arroz, poderse lavar, tener ropa limpia, descansar y someterse a una revisión médica. De las siete menores que formaban aquel grupo, seis se presentaron en la obra salesiana. Cuando Jorge le dio a cada una un muñeco de peluche para que la primera visita en sus vidas al médico fuera menos traumática y comprobó que lo trababan como si fuera un bebé, se dio cuenta de que estaba ante niñas sin infancia y que tenía que hacer todo lo posible para salvarlas de esa situación.
“Son niñas: piensan como niñas, sienten como niñas, obran como niñas, aunque estén haciendo el trabajo de una prostituta adulta y estén sometidas a cualquier tipo de abuso. Es inhumano”, asegura Jorge Crisafulli.
Así nació el programa ‘Girls Os +’ (Os significa refugio en lengua Krio) para menores de 9 a 17 años en situación de prostitución. Hubo que buscar una casa en la que pudieran quedarse, formar equipos de trabajadores sociales para lograr el objetivo último de reintegrarlas con sus familiares, terapias con psicólogos, tratamientos médicos, educadores para que pudieran volver a la escuela, profesores para enseñarles un oficio…
La mayoría tiene partes de una historia común de pobreza, falta de escolaridad y dolor por la enfermedad o la muerte de un familiar: “Mi familia era pobre y no había para comer, así que me fui de casa y empecé a mendigar en la calle por la mañana y a prostituirme por la noche para poder comer”, asegura Isathu, de 15 años. “Mi abuela era prostituta y mi madre también, así que yo no he conocido otra forma de vida”, comenta con naturalidad Maria Tzu, de 13. “Mi madre, cuando murió mi padre por el ébola, me envió a la ciudad para estudiar con una hermana suya, pero me hacía trabajar, me pegaba y mi tío intentó abusar de mí, así que me escapé y acabé haciendo cosas que no quería”, recuerda Ivonne, de 12 años.
Se prostituyen para comer por el equivalente a unos céntimos de euro hasta conseguir alrededor de 3 euros con los que sobrevivir un día más. Ésa es su triste esperanza con gravísimas secuelas psicológicas. “Por eso, las ayudamos a soñar, a recuperar su dignidad. No nos importa su pasado, pero sí que construyan su futuro desde el presente y sean las protagonistas de sus vidas”, asegura Crisafulli.
En estos pocos meses, más de 110 chicas menores de edad han empezado una nueva vida gracias al carisma de Don Bosco y a la pedagogía educativa salesiana. “Siempre les repito que son obras maestras de Dios, una obra de arte, y están agradecidas porque saben que Don Bosco les ha cambiado la vida”, finaliza el director de Don Bosco Fambul.
Estreno del documental ‘Love’
Misiones Salesianas presenta este mes, en España y en Europa, su último documental, ‘Love’, dirigido por Raúl de la Fuente y que refleja cómo es la vida en situación de prostitución de las menores en Sierra Leona y cómo los Salesianos las ayudan a descubrir sus sueños. A través del cariño y la protección, las menores se convencen, poco a poco, de dejar las calles y regresar con sus familias, volver a la escuela o aprender un oficio y, sobre todo, de empezar a ser las protagonistas de sus vidas.
El documental se estrenará el 4 de abril en el Palacio de la Prensa de Madrid a las 19:30 horas y durante todo el mes, el misionero salesiano Jorge Crisafulli también lo presentará en Vitoria (día 6), Ginebra (9), Bruselas (10 y 11), Roma (12), Viena (13), Badajoz (16), Salamanca (17), Zaragoza (18), Valencia (19), Barcelona (20), Vigo (23), A Coruña (24), Sevilla (25), Santander (26), Pamplona (27) y Bonn (2 de mayo).
Alberto López Herrero (boletin-salesiano.com)

Deja un comentario

Menú de cierre