Que a los niños les gusta disfrazarse no es un secreto… ¡a los nuestros les encanta! Propusimos a los papis que los niños vinieran disfrazados de calabazas…. y éste ha sido el genial resultado.

Nosotras preparamos con ellos una actividad muy fantasmal. Con las huellas de los pies y un poco de pintura de dedos blanca, nos han quedado unos fantasmas muy terroríficos…..

¡¡¡¡¡¡Feliz halloween!!!!!!

Deja un comentario

Cerrar menú