Oferta Educativa

+ Educación Infantil:

La educación que reciben los niños y niñas en sus primeros años de vida es un factor decisivo para su posterior desarrollo integral como personas.

A la familia corresponde en primer lugar la responsabilidad educativa como agente primario de socialización ya que es a través de su influencia como se consolidan los valores básicos que han de estructurar su personalidad, se desarrollan las capacidades intelectuales y afectivas de los niños y niñas y se transmite la cultura de los mayores.

Al Colegio le corresponde colaborar con las familias en esta tarea educativa impulsando las medidas más adecuadas para su desarrollo.

La Educación Infantil tiene carácter voluntario y una duración de seis cursos, divididos en dos Ciclos: el primero desde los cero a los tres años, y el segundo desde los tres a los seis años de edad.

a) Primer Ciclo:

Se considera necesario impulsar la estimulación temprana para que los pequeños desarrollen cuanto antes los sentidos de la vista, el oído y el tacto y así evitar que el bebé se convierta en un ser pasivo ajeno a lo que le rodea.

Por ello, en este ciclo de la Educación Infantil, se desarrollan una serie de programas de estimulación temprana basados en:

  • Estímulos visuales. Importantes en el buen desarrollo neurológico de los bebes durante los primeros meses de vida. Ello les ayuda en sus aprendizajes posteriores, como la lectura y la escritura.
  • Estímulos auditivos. Resulta «imprescindible» que el niño desarrolle el sentido auditivo desde edades tempranas; es necesario que el pequeño adquiera paulatinamente un buen oído musical.
  • Estímulos táctiles. Importantes para el buen desarrollo de la sensibilidad en general.

Todo esto dirigido al desenvolvimiento en el medio físico-social y la autonomía personal, por medio de la comunicación y la representación, en un ambiente afectivo y en interacción con las educadoras y sus propios compañeros.

a) Segundo Ciclo:

La finalidad de la Educación Infantil es el desarrollo integral y equilibrado de los ámbitos físico, intelectual, afectivo y social de los niños y niñas.

En este ciclo se atiende de modo especial y progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además se facilita que niñas y niños construyan una imagen positiva y equilibrada de sí mismos y adquieran cada vez mayores niveles de autonomía personal.

En este ciclo los niños y niñas se inician en las habilidades lógico-matemáticas, la lecto-escritura y el movimiento, el gesto y el ritmo para comprender e interpretar el mundo que le rodea. Y se promueve también una educación preventiva y compensadora de las desigualdades personales y sociales.

+ Educación Primaria:

La Educación Primaria tiene carácter obligatorio y gratuito. Comprende tres ciclos de dos años cada uno y se organiza en áreas con un carácter global e integrador.

Su finalidad es proporcionar a los niños y niñas una educación que les permita afianzar el desarrollo personal y el propio bienestar, adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y al cálculo, así como desarrollar habilidades sociales, hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad.

En la Educación Primaria se prioriza la adquisición de las competencias básicas y la atención a la diversidad del alumnado. Por ello es muy importante la detección y el tratamiento de las dificultades de aprendizaje tan pronto como se produzcan, así como la tutoría y orientación educativa del alumnado y la relación con su familia para construir el adecuado entorno educativo y remover los obstáculos para el aprendizaje.

+ Educación Secundaria Obligatoria (ESO):

La ESO tiene carácter obligatorio y gratuito. Comprende cuatro cursos académicos. Con carácter general los alumnos terminan a los dieciséis años, aunque el alumnado tiene derecho a permanecer hasta los dieciocho años.

La finalidad de la ESO es preparar a los adolescentes para que se incorporen a la vida adulta y sean capaces de vivir una vida plena como sujetos individuales, como ciudadanos activos y responsables, y como personas comprometidas en la sociedad.

La Educación Secundaria Obligatoria se organiza en diferentes materias. El cuarto curso tiene carácter orientador para los estudios posteriores, mediante la elección de materias de libre elección.

Las competencias básicas se identifican en los siguientes apartados:

1.- Competencia en comunicación lingüística
2.- Competencia matemática
3.- Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico
4.- Tratamiento de la información y competencia digital
5.- Competencia social y ciudadana
6.- Competencia cultural y artística
7.- Competencia para aprender a aprender
8.- Autonomía e iniciativa personal

El alumnado que al terminar la Educación Secundaria Obligatoria haya alcanzado las competencias básicas y los objetivos de esta etapa obtendrá el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria Este título permite acceder al Bachillerato, a la Formación Profesional de Grado Medio, a los ciclos de grado medio de Artes Plásticas y diseño, y al mundo laboral.

Deja un comentario

Cerrar menú