Misiones Salesianas (salesianos.info)
África nos hace hoy una llamada de atención: es su día. Sin embargo, deberíamos tener más en cuenta este continente tan cercano a nosotros y a la vez tan desconocido. Siempre se destaca lo negativo (guerra, hambres, enfermedades…), pero África es ante todo un continente joven con una variedad inimaginable de paisajes, etnias, lenguas… y en el que los misioneros salesianos trabajan en la mayoría de países para contribuir a las posibilidades de desarrollo de su población gracias a la educación.
África es la cuna de la humanidad, el tercer continente más extenso del planeta y el que más países tiene: 54. Con casi 1.200 millones de habitantes, es también el continente más joven del planeta, pero en esta parte del mundo sólo destacamos que hay guerras, enfermedades, sequía, hambre y corrupción. Sin embargo, África tiene todo tipo de recursos naturales, la media de hijos por familia son 6, hay más de 3.000 grupos étnicos distintos y se hablan más de 1.500 lenguas… y es que la mayor riqueza de África es su gente.
En los años 70 los Salesianos llevaron a cabo el ‘Proyecto África’, que ha significado la acción más importante llevada a cabo por la Iglesia en este continente al pasar de estar presentes en 6 países a hacerlo en 43 con la llegada a Malawi este año. Más 1.200 salesianos, 100 escuelas, 80 centro de formación profesional, 29 centros de acogida a niños en riesgo, 200 centros juveniles, 7 centros de trabajo con refugiados, 10 hospitales o dispensarios médicos y 4 radios comunitarias son algunos de los datos de la acción de Salesianos en África.
En algunos países, como en República Democrática del Congo, los Salesianos llevan más de un siglo trabajando al lado de la población, porque ésa es la base del trabajo de los misioneros, estar siempre junto a los que más necesitan ayuda. Ha habido guerras, epidemias, hambrunas y desastres naturales, pero los Salesianos siempre han estado ahí y continúan estando al lado de los que más sufren cuando el foco de la noticia se traslada de lugar.
En el día en que se conmemora el 55 aniversario de la fundación de la Organización de la Unidad Africana, hoy denominada Unidad Africana (UA), recordamos todo lo bueno que tiene África y todo lo que hay que mejorar para que pueda desarrollarse con todo su potencial y sin la intromisión de naciones que sólo buscan intereses económicos. Gran parte de su población continúa necesitando ayuda, pero la alegría de sus gentes, la esperanza en el futuro y los ojos de sus niños denotan que es un continente joven, vivo y con enormes posibilidades.

Deja un comentario

Menú de cierre