FOMENTAR EL LENGUAJE Y LA COMUNICACIÓN

EL PODER ESTÁ EN NUESTRAS MANOS

Actualmente, se observa una mayor incidencia de alteraciones del lenguaje en edades tempranas y teniendo en cuenta que la infancia, desde el momento del nacimiento, pasando por el bebé y los primeros años de escolarización, es un momento de grandes logros en el desarrollo comunicativo además de una situación fundamental para el desarrollo motor, afectivo y social de los niños y niñas; se hace necesario considerar importante la potenciación del lenguaje desde los diferentes contextos en los que se ve inmerso.

Pero…reflexionando sobre nuestro papel y sobre nuestro modelo educativo tanto familiar como escolar, ¿por qué es importante estimular el lenguaje y la comunicación?, ¿qué podemos hacer las personas que rodeamos a ese bebé y posterior niño/a?, ¿nuestras acciones y actitudes contribuyen plenamente en el desarrollo o pueden ser mayores?.

En primer lugar, el niño o niña durante las primeras semanas tiene múltiples reflejos que le ayudan a sobrevivir, estos reflejos, son automáticos, es decir, que no requieren de ningún tipo de pensamiento para realizarlos; asimismo, también en esas primeras semanas se producen las primeras interacciones.

Algunos reflejos son el reflejo de sujeción o el reflejo alimenticio o de succión, pero a medida que la mente del bebé madura, los reflejos involuntarios pasan a ser pensamientos conscientes. Estamos ante los primeros momentos del lenguaje.

Para completar el artículo pautas lenguaje y comunicacion

Deja un comentario

Cerrar menú